Cómo tomar mejores decisiones: el método científico para reducir todas las opciones a dos

  • 0 Comentarios

La vida sería mucho más fácil si supiéramos cómo tomar mejores decisiones en nuestro día a día. Un nuevo estudio parece haber encontrado la solución a este problema.

La clave está en quedarnos solo con dos opciones y para llegar hasta ahí solo tienes que hacer esto.

Qué bonito sería vivir en un mundo en el que todos supiéramos cómo tomar mejores decisiones y de forma rápida sobre todo. Hay gente que parece que nace con esa capacidad, otros sin embargo cuando se presentan varias opciones delante son incapaces de elegir una.

Esta situación es molesta en casos tan mundanos como decidir qué zapatillas comprar en rebajas o elegir de qué color quieres el móvil. Pero puede convertirse en un grave problema si tenemos que hacer elecciones sobre nuestro trabajo, nuestras relaciones o nuestra economía.

Saber cómo tomar mejores decisiones es esencial y un estudio del Center for Decisions Neuroscience de la Universidad de Basilea parece haber encontrado el método científico para lograrlo: reducir las opciones a dos.

Los psicólogos de la universidad realizaron un experimento en el que 139 personas tenían que elegir entre distintos alimentos. Mientras lo hacían, una cámara registraba sus movimientos oculares y se dieron cuenta de que frente a tres opciones, la mayoría centraba su atención en dos. 

Al notar esto, vieron que una vez que descartaban la opción que menos les gustaba, eran capaces de elegir la que realmente preferían de manera más rápida.

Y es que elegir entre cosas que nos gustan puede ser complicado, pero cuando algo no es de nuestro agrado lo sabemos al segundo. Si somos capaces de desechar lo que no nos interesa y quedarnos con dos opciones, elegir la decisión correcta nos será mucho más fácil.

Hasta ahora la mayoría de los estudios proponían a sus participantes solamente dos opciones a elegir. Sin embargo, el grupo que llevó a cabo este experimento quería acercar las pruebas a la realidad. Al fin y al cabo en nuestro día a día generalmente tenemos que elegir entre más de dos cosas, a veces pueden ser decenas y a lo largo de nuestra vida miles.

Así que la próxima vez que tengas que tomar una decisión entre varias, detecta primero cuáles son las que no te llaman la atención (te darás cuenta rápido), así podrás reducirlas a dos y elegir la que más te convenga. Todo es cuestión de ponerlo en práctica.