Actividades para crear una educación financiera en niños

  • 0 Comentarios

La educación financiera es un tema que por mucho tiempo se ha dejado de lado para gran parte de la población en el país. Sólo el 30% de las personas en México cuentan con educación financiera, de acuerdo con cifras de la CONDUSEF 2019, mientras un 44% cuenta con al menos un mecanismo de ahorro y apenas el 15% ahorra de manera formal, señalan los últimos resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2018). 

Ante esta situación, y pensando en el futuro de los más pequeños, es buena idea comenzar a cambiar estos hábitos para formar a las nuevas generaciones con mejores y más sólidos conocimientos en el manejo de sus finanzas. Con esto en mente, M2Crowd, plataforma de crowdfunding inmobiliario, te comparte 5 actividades para crear hábitos de inversión en los niños.

1.  Muéstrale cómo manejan el dinero los adultos. Enséñale el camino que deben seguir, las decisiones que debe tomar, los ahorros que puede y debe hacer para que el dinero alcance y se cumplan sus objetivos. Los niños aprenden con el ejemplo, así que una muestra de cómo manejas el presupuesto para la familia le mostrará todo el proceso necesario para que haya servicios y comida en casa. 

2.  Enséñale el valor del trabajo. El dinero no aparece por arte de magia y para tenerlo se debe trabajar: ésta debe ser una lección muy importante que conviene dejar en claro desde una edad temprana. Incentiva a que ayude con tareas extra en el hogar, más allá de sus responsabilidades diarias, como pueden ser ayudar a lavar el auto o regar y cuidar de las plantas, a cambio de una cantidad simbólica. Esto le enseñará a trabajar y el valor de ganarse el sustento. 

3.     Fomenta el hábito de ahorrar. El ahorro es la base para tener unas finanzas saludables a lo largo de la vida. Anímalo a fijarse metas a corto o mediano plazo y motívalo con algún juguete o juego que le interese tener, y de igual forma, señala el camino que debe seguir para obtenerlo. Es importante que lo animes a seguir hasta el final y no gastar el dinero que guarde antes de llegar a la meta, para que valore el esfuerzo realizado y la responsabilidad que conlleva ahorrar. 

4.    Enséñale a administrar. Haz entender a los niños que no importa qué cantidad de dinero tengan, sino la forma en que aprovechan cada peso. Con el dinero que obtengan de sus “domingos” o haciendo tareas en casa, lleven un control de gastos y evitar comprar cosas innecesarias; éstas son las bases para una administración correcta de su dinero, aun a temprana edad.  

 

 

 

5.  Enseña y fomenta la inversión. Un concepto clave que deben aprender es la diferencia entre ahorro e inversión: poner a trabajar el dinero para ellos es la clave para que se vuelvan financieramente independientes. Una opción sencilla y segura es abriendo una cuenta de CETES para niños, la cual tiene un rendimiento fijo que los animará a seguir invirtiendo y aprendiendo cuando vean cómo crece su dinero. En combinación con el resto de los pasos, aquí pueden reunir todos los aprendizajes para planificar su futuro y trabajar por las metas que ellos desean. 

 

Con estos primeros pasos pueden colocar a los más pequeños en un buen camino para el manejo de sus finanzas. También recuerda ser paciente y explicar de forma simple cada concepto; te sorprenderá la rapidez y facilidad con la cual aprenden sobre estos temas cuando se tratan de manera adecuada. Invertir en su educación, y sobre todo la financiera, los ayudará a asegurar un mejor futuro.